EL CASTILLO DE ALMANSA EN UN CUADRO DEL PINTOR SOLANA

 

 

Por Miguel Juan Pereda Hernández

 

 

 

El castillo de Almansa sirvió de inspiración a una obra del pintor José Gutiérrez Solana, uno de los artistas españoles más singulares y relevantes del siglo XX.

José Gutiérrez Solana nació en Madrid en 1886, donde asimismo falleció en 1945. Si bien algunos consideran que su obra se halla al margen de corrientes y vanguardias, lo cierto es que podemos encontrar en ella una estrecha relación con la corriente realista del siglo XIX, Courbert, Daumier, Monticelli y hasta el primer Cézanne, sin olvidar su vinculación con los expresionismos de las vanguardias del XX, Picasso, Rouault y los expresionistas centroeuropeos de entreguerras.

Pero donde Solana vino a jugar un papel protagonista fue en su plasmación de la "España negra"; de hecho, así tituló él mismo un libro en el que relataba sus andanzas por las tenebrosas profundidades de nuestro país.

Es posible que Solana anduviese por Almansa tomando apuntes para sus cuadros. Prueba de ello es su obra titulada "La Procesión", realizada hacia 1943-1945, en la que podemos apreciar una libre interpretación del Castillo visto desde la Plaza de Santa María, con las casas y calles tal y como eran antes de la construcción del actual acceso. La fortaleza figura encuadrada en un arco carpanel que podría ser el de la Capillica del Rosario.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pero también es probable que el pintor se inspirase en un reportaje fotográfico. Las coincidencias del cuadro con una fotografía de la época son muchísimas, ¡hasta las sombras coinciden! El arco del cuadro es parecido al de la Capillica del Rosario, aunque existen algunas diferencias ya que no está enlucido y muy bien podría tratarse de otro.

El tema principal del cuadro en cuestión es, como su título indica, una procesión en la que una imagen de la Virgen de los Dolores es portada en andas por clérigos, con el acompañamiento de un grupo de ancianas devotas.

Estuviese o no Solana en Almansa, el hecho de que tomase el Castillo como tema de fondo para uno de sus cuadros, es motivo suficiente para que los almanseños nos sintamos orgullosos.

 

 

 

 

VOLVER A HISTORIA DE ALMANSA