LA HAZAÑA DEL PASTOR ALMANSEÑO JOSEF HERNÁNDEZ

 

 

No suele ser muy habitual hallar referencias sobre los hechos protagonizados por los hombres y mujeres del pueblo llano, cuyos nombres, salvo casos excepcionales, quedan muchas veces eclipsados por los de aquellos que les han dirigido, inducido o compelido a realizarlos. Afortunadamente, no es este el caso.

 

lobo_mastin_y_carlanca.jpg

 

El 28 de julio de 1820, un joven almanseño de 21 años llamado Josef Hernández, de oficio pastor y apenas 1,25 metros de estatura, no dudó en arriesgar su vida para enfrentarse a un enorme lobo que luchaba contra la mastina defensora de su rebaño, al que acabó dando muerte con su navaja, la cual se vio precisado a abrir con sus propios dientes.

De todo ello nos da fe el alcalde constitucional almanseño, y así apareció publicado en la "Gazeta de Madrid" (precedente del actual Boletín Oficial del Estado) correspondiente al 12 de agosto de 1820, cuya reseña reproducimos para general conocimiento.

 

 

 

VOLVER A HISTORIA DE ALMANSA