EVOCACIONES DE LA BATALLA DE ALMANSA

 

 

Obelisco conmemorativo

Una real provisión, fechada en Madrid el 10 de septiembre de 1707, ordenaba el levantamiento de un monumento conmemorativo de la batalla.

El 15 de noviembre de 1708, el concejo almanseño dictaminaba que el terreno donde en un principio se pensaba ubicar el obelisco era pantanoso y muy distante de la villa, por lo que se acordó designar otro emplazamiento situado por encima del nivel de inundación, en el paraje conocido como "las carrericas blancas". Este monolito fue destruido tras el triunfo de la revolución que destronó a Isabel II en 1868.

 

 

El Regimiento de Infantería de Almansa

La importancia que los Borbones dieron a esta batalla queda demostrada por el hecho de imponer el nombre de Almansa a un regimiento de infantería.

El 9 de julio de 1709, se creaba el Regimiento de Infantería de Almansa, de sobrenombre "El Atrevido", que se distinguió en la campaña de Italia (1710), la Guerra de la Independencia y las guerras de Cuba y África; y fue disuelto en 1960.

La fragata Almansa

AlmansaMediado el siglo XIX, fue bautizada una fragata con el nombre de Almansa, que fue buque escuela de la Armada española y participó en el bombardeo del puerto de El Callao (Perú). Todavía en la actualidad, el segundo mástil, mayor proel, del buque escuela Juan Sebastián Elcano, recibe el nombre de Almansa en recuerdo de aquélla.

 

 

El cuadro de Bonaventura Ligli

Felipe V encargó la realización de un óleo alusivo a la batalla a los italianos Bonaventura Ligli y Filipo Palotta, el primero de ellos como pintor y el segundo como topógrafo.

El lienzo, de grandes dimensiones (1,63 x 3,90), llegó al Museo del Prado procedente de las colecciones reales entre las primeras obras que se remitieron de palacio, ya que lleva el número 8 del registro de inventario.

 

 

Desde 1983 se encuentra en depósito en el palacio de la Generalidad de Valencia. El Ayuntamiento de Almansa intentó conseguirlo para la ciudad, pero ante el fracaso de sus gestiones encargó una copia al artista local, Paulino Ruano.

El cuadro de Ricardo Balaca

Otro cuadro de la Batalla de Almansa se halla en el palacio de las Cortes. Es obra del pintor Ricardo Balaca, que lo pintó cuando tenía 17 años. Se trata de un óleo sobre lienzo de 1,40 x 2,29 m y fue premiado con Mención Ordinaria en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1862.

 

 

Grabados. Medalla conmemorativa

El Instituto de Estudios Albacetenses posee algunos grabados de la batalla de Almansa; el mejor de ellos es un aguafuerte de 14,2 x 8,6 cm. de principios del siglo XIX, obra de T. L. Enguidanos y A. Blanco, que procede del tomo 16 del Compendio de Historia Universal; una litografía de 19 x 14, obra de J. Serra.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y otra litografía firmada por A. Roca de 9,7 cm. de alto por 15,2 cm. de ancho, que en realidad es una reproducción del cuadro de la batalla de Denain, obra del pintor Jean Alaux realizada en 1839.

 

 

 

 

 

 

 

En el siglo XVIII, formando parte de una serie dedicada al reinado de Luis XIV, se acuñó en Francia una medalla en bronce de 41 mm de diámetro, en cuyo reverso puede leerse, en latín: "Vencidos los enemigos junto a Almansa el 25 de abril de 1707".

Almansa en la Plaza de España de Sevilla

La Plaza de España fue construida para la Exposición Iberoamericana del año 1.929. Está bordeada por un canal cruzado por 4 puentes que representan los 4 antiguos reinos de España. En las paredes se divisan un repertorio de bancos y ornamentos de azulejos que forman espacios alusivos a las provincias españolas; pues bien, en representación de la provincia de Albacete, figura una reproducción de la Batalla de Almansa.

 

 

 

 

VOLVER A LA BATALLA DE ALMANSA

 

VOLVER A HISTORIA DE ALMANSA