FUNDACIÓN DE LA SOCIEDAD UNIÓN MUSICAL DE ALMANSA 

 

 

 

Por Miguel-Juan Pereda Hernández

 

 

 

La primera Banda de Música almanseña surgió gracias al apoyo económico del Ayuntamiento, que asumió los gastos derivados de la compra de instrumentos, uniformes y gratificaciones a los músicos. Las primeras noticias sobre ella datan de 1858; se trataba de una agrupación que podríamos calificar de Municipal, cuya principal característica era su inestabilidad, ya que se vio sometida a continuas desapariciones y reorganizaciones, propias de una dotación económica insuficiente. Para intentar solucionar esta problemática, en 1902 se puso en marcha una sociedad protectora denominada El Arte Musical, la cual no conseguiría impedir la disolución de aquella Banda Municipal a mediados de 1909. 

En marzo de 1910, impulsada por dicha entidad, ya se había creado una nueva agrupación musical desvinculada del Consistorio: la Banda Unión Almanseña, dirigida por Marcelino Martínez. Tras unos tímidos intentos de municipalización, un acuerdo de colaboración suscrito, en abril de 1928,  entre el Ayuntamiento y los músicos motivaría el recelo de El Arte Musical, que acordó anular su aportación económica al mantenimiento de la Banda.

 

 

 

No obstante, algunos aficionados mantuvieron reuniones con el fin de redactar un reglamento y poner en marcha una nueva sociedad protectora de la Banda Unión Almanseña. De esta manera, el 9 de enero de 1929 el Gobierno Civil de Albacete aprobaba los Estatutos de la Sociedad Unión Musical de Almansa, cuya comisión organizadora se reunía el 28 del mismo mes, en la Academia, con objeto de nombrar su primera Junta Directiva, cuyos cargos quedaron distribuidos de la siguiente manera: presidente, Leandro Teruel; vicepresidente, Joaquín Alcocel Cuenca; secretario, Máximo Parra Jiménez; tesorero, Manuel Cuenca Pastor; contador, Federico Tomás; y vocales, Jesús Arteaga Bustinza, Nicolás Gosálvez, José López de la Ossa y Francisco Navajas.

 

 

Volver a Historia de Almansa